Crema Corporal 100ml – AEQIUM

70,00

Rica en emolientes dermo compatibles, previene la sequedad y deshidratación y calma las irritaciones gracias a una alta concentración de ingredientes activos y el complejo HLC4, que combina hidroxitirosol, ácido hialurónico y vitaminas B3 y C, devuelve a la piel su equilibrio perdido.

Disponibilidad: 7 disponibles (puede reservarse)

Hidroxitirosol: este extracto de olivo mediterráneo es uno de los antioxidantes más potentes del mundo y el doble de efectivo que la coenzima Q10. Tiene además propiedades antiinflamatorias, anti- manchas y anti-
melanogénicas.

Niacinamida: también conocida como Vitamina PP, es una vitamina cuasi milagrosa con numerosas propiedades. Tiene una acción hidratante gracias a su capacidad para mejorar la función protectora de la barrera epidérmica. Proporciona efectos anti-ead al estimular la producción de colágeno. Además, mejora el acné y tiene efectos antiinflamatorios e iluminadores.

Vitamina E: es un antioxidante clave porque actúa contra los radicales libres de oxígeno en colaboración con la vitamina C. También tiene funciones antiinflamatorias, hidratantes y anti- eritema.

Nikkol VC: un tipo de vitamina C soluble en aceite que sea absorbe fácilmente por parte de la piel. Tiene un potente efecto antiedad, y promueve la síntesis de colágeno. Pero, además, interactúa con la vitamina E para reforzar su poder antioxidante.
Ácido Hialurónico de Alto Peso Molecular: el ácido hialurónico es un super humectante que regenera la estructura de la piel. Esta forma le permite permanecer en la superficie de la piel high y formar una capa hidratante y protectora que permanece actuando durante horas.
Ácido Hialurónico de Súper Bajo Peso Molecular: al contrario que el ácido hialurónico de alto peso molecular,
esta forma consigue penetrar en las capas superficiales de la piel gracias a su peso infinitesimal. ¿El resultado? Una profunda acción hidratante de larga duración.

Ácido Láctico: ¿por qué en un limpiador? Lo hemos elegido por sus propiedades hidratantes, que expresa estimulando el fibroblasto y la síntesis de nuevo colágeno y elastina. Para una piel suave como la seda.

Aloe vera: tiene una acción calmante e hidratante. Acelera y estimula los procesos de regeneración celular y ayuda a reparar la piel.
Lucha contra la super producción de grasa, elimina los brillos de las pieles grasas. Su acción antiedad es extraordinaria y consigue alisar líneas de expresión.

Alantoína: muy útil para regenerar pieles dañadas porque acelera la cicatrización y repara el tejido. Elimina células muertas, suaviza el tejido y lo Vuelve más radiante. Muy eficaz a la hora de aclarar manchas cutáneas y atenuar cicatrices, rojeces e irritaciones.

Escualano: con importantes propiedades calmantes e hidratantes, es un también un eficaz anti-prurito en pieles muy secas o escamosas.